Comarca Serrana

TORNQUIST NO SALE DEL ESPANTOSO HALLAZGO: Aqui parte de prensa de La Secretaria de Seguridad de la Municipalidad de Tornquist

La Secretaria de Seguridad de la Municipalidad de Tornquist, lleva a conocimiento de la población que en la Estación de Policía Comunal de Tornquist, con fecha 07 de Septiembre del año en curso, se iniciaron Actuaciones Prevencionales bajo la caratula de HALLAZGO DE RESTOS OSEOS, toda vez que sobre el domicilio emplazado en la Calle Intendente Ruppel Numero 593 de Tornquist, en el interior de un galpón se encontraran restos óseos enterrados. Desde horas tempranas del día de la fecha, se encuentran trabajando personal policial de la Delegación de Policía Científica de Bahía Blanca junto a la Medico de Policía de este medio realizando los peritajes correspondientes, todos ellos tendientes a establecer data de los mismos, tiempo en el lugar, como todo otro indicio que lleve a establecer de que o quien se trataría. Interviene la Ayudantía Fiscal de Tornquist, quien imparte directivas en relación a la investigación en curso.-

SECRETARIA DE SEGURIDAD – MUNICIPALIDAD DE TORNQUIST
SEPTIEMBRE 08 DE 2019.-

Breve reseña de lo sucedido:

Dicho domicilio, era la casa de un conocido vecino de la ciudad de Tornquist, Antonio Enrique “Tigre” Santellán, jubilado de la Cooperativa Eléctrica.

Santellán fallece el 31 de Diciembre de 2017 a los 77 años, un amigo encontró su cuerpo tirado si vida en la entrada de su vivienda.

Luego de su deceso nunca pudieron dar con su hija Edith Santellán que en la actualidad tendría 43 años y el hijo de ella que se presume habría nacido en 2010.

La vivienda, actualmente estaba ocupada por un vecino de Tornquist, Andrés Dietz a quien le habrían prestado el inmueble para que lo habitara y mantuviera. La llave del inmueble quedó en poder y en custodia de una familia cercana a Santellán, hasta tanto aparecieran sus herederos.

Este sábado por la tarde, Dietz se disponía a realizar una revisión del piso del garage para poder construir un contrapiso, ahí fue cuando cedió unos centímetros y se encontró con el horroroso hallazgo.

Rápidamente el joven se comunicó con la estación de policía comunal de Tornquist, para dar aviso.