Tecnología

Las mejores tendencias en smartphones de 2019

Estas son las tendencias en smartphones de 2019
En el mundo de los teléfonos inteligentes tuvimos muchas opciones para elegir en el 2018, con una gran cantidad de excelentes dispositivos, y muy poco para distinguirlos entre sí. Los mejores teléfonos obtuvieron la ventaja por sus impresionantes fotografías, o refinamientos para un diseño de lujo. Además, algunas de las características favoritas fueron las innovaciones de software, ya que la carrera de hardware pareció desacelerarse. Parecería que rendimiento es cada vez más irrelevante, con teléfonos de $1,000 dólares o más, que pueden ser comparados de manera competitiva con dispositivos que cuestan incluso un 75 o 50 por ciento del precio, por lo que la brecha entre los mejores teléfonos económicos y las elecciones clásicas se ha ido reduciendo constantemente. A medida que “el año de la muesca” llega a su fin, esperamos con expectación los próximos doce meses, lo que deberíamos ver en la próxima ola de teléfonos inteligentes, y las tendencias en smartphones de 2019.

ADIÓS A LA MUESCA O “NOTCH”

 

 

 

 

 

 

No hay duda de que los biseles o bordes se reducirán aún más, pero eso deja a los fabricantes con un dilema sobre dónde colocar la cámara frontal. Hemos visto diseños de cámaras emergentes en teléfonos como el Vivo Nex S y el Oppo Find X, pero no estamos convencidos de que esto vaya a funcionar. En cambio, creemos que los fabricantes continuarán colocando las cámaras dentro de la pantalla. Eso significa que, hasta que se descubra cómo colocar una debajo de la pantalla, se debe tallar una muesca o realizar una perforación.

Muchos están celebrando cualquier idea que acelere la desaparición de la famosa -o infame- muesca o notch, pero necesitamos desesperadamente un nombre mejor para el diseño de reemplazo que “hole-punch display”, que se podría traducir al español como “orificio de pantalla” o “pantalla con perforación”. Si no estás familiarizado, la próxima tendencia de diseño que está lista para adaptarse a estas complicadas cámaras frontales en una fachada sin bisel, para poder tener un panel frontal completo y sin muescas, es perforar un pequeño agujero en la pantalla. Ya hemos visto algunos diseños de Samsung, Huawei y Honor, y esperamos ver muchos más en 2019.

MÁS LENTES Y MEGAPÍXELES

 

 

 

 

 

 

Si bien la carrera de hardware parece estarse reduciendo en algunos aspectos, la fotografía con teléfonos inteligentes se ha desarrollado a pasos agigantados en los últimos años. Hay muchas cosas que se pueden hacer con la inteligencia del software, pero muchos fabricantes han tomado una ruta diferente, agregando más y mejores lentes.

Xiaomi ya ha anunciado su intención de lanzar un teléfono con una cámara de 48 megapíxeles en 2019, que establecerá un nuevo récord. Creemos que algunos otros fabricantes estarán tentados a seguir su ejemplo.

También parece poco probable que la carrera para agregar más lentes haya terminado. No contento con cinco lentes en el LG V40 ThinQ, el fabricante surcoreano tiene una patente para un diseño de 16 lentes. Es imposible saber si eso aparecerá alguna vez como un producto disponible, pero creemos que la carrera para agregar más lentes continuará como una tendencia.

CARGA MÁS RÁPIDA

 

 

 

 

 

 

Con la tecnología de batería en un punto estático, cualquier aumento potencial en la capacidad se reducirá rápidamente a la búsqueda de diseños más delgados y elegantes, o pantallas más grandes que consuman menos energía. Lo que sí ha estado mejorando constantemente es el tiempo que toma recargar las baterías una vez que se agotan. Los fabricantes chinos como Huawei, Oppo, OnePlus y Meizu ya están ofreciendo excelentes velocidades de carga, pero las opciones más populares de fabricación occidental están entre las más lentas.

Aunque los iPhones más recientes pueden cargar de cero a 50 por ciento en 30 minutos, tienes que pagar un extra por el kit de carga rápida, y la carga completa aún toma cerca de 2 horas. Si utilizas el cargador suministrado, tardará más de 3,5 horas. Y después de la época de incertidumbre y controversia basada en las explosiones, incendios y recalentamiento de la batería de algunos de sus modelos, Samsung ha reducido sus velocidades de carga y se ha mantenido con la carga rápida adaptativa, que es compatible con el estándar Quick Charge 2 de Qualcomm.

En 2019, Qualcomm presentará un nuevo sistema de carga triple que ofrecerá hasta 32W para la carga con cable y 15W para la carga inalámbrica. Sin embargo, la aceptación del sistema actual Quick Charge 4+ ha sido lenta, ya que algunos fabricantes, como Google, prefieren el USB-PD y otros se adhieren a la tecnología de carga patentada.

A pesar de que hay muchas tecnologías diferentes de carga rápida, la tendencia general es inconfundible. Esperamos ver una carga aún más rápida en el próximo año. Solo esperamos que los dos grandes marcas se sumen a esta tendencia.

TECNOLOGÍA DE DESBLOQUEO FACIAL

 

 

 

 

 

 

Mientras que la tecnología de desbloqueo facial ya ha existido durante algunos años, Apple la ha vuelto a colocar firmemente a la cabeza con Face ID. Creemos que cada vez más fabricantes de Android seguirán su ejemplo, mejorando sus sistemas biométricos hasta el punto en que sean más rápidos, más confiables y lo suficientemente seguros como para usarlos para compras y pagos.

El viejo sensor de huellas dactilares se ha colocado en la parte posterior de la mayoría de los teléfonos para dar paso a todas las pantallas, pero no es una solución perfecta, e impone algunas limitaciones de diseño. Los sensores de huellas dactilares en pantalla aparecieron este año, pero la experiencia de usarlos los dejó decepcionados. No estamos convencidos de que esa sea la respuesta, aunque existe la esperanza de que el próximo chip insignia de Qualcomm, el Snapdragon 855, ayude a mejorarlos significativamente con soporte ultrasónico.

El desbloqueo facial es, con mucho, la forma más fácil de desbloquear tu teléfono. Google se asoció con Huawei para hacer que el sistema de desbloqueo facial en 3D funcione con Google Play, por lo que esperamos que esto se generalice en 2019 a medida que más fabricantes de teléfonos abandonen el sensor de huellas dactilares.