Hoy

Lagarde dice que Argentina está saliendo de la crisis y lanzó una amenaza a los candidatos presidenciales

La titular del Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que el programa económico argentino “realmente funciona” y aseguró que “la economía está saliendo del fondo”.
En conferencia de prensa, durante la apertura de la Asamblea de Primavera del FMI y el Banco Mundial en Washington, la funcionaria elevó “dos mensajes clave” para la Argentina. Por un lado, sostuvo “que estamos empezando a ver que el programa realmente funciona; nuestra evaluación es que la Argentina está en un punto del que se encuentra saliendo del fondo”.

Por otro lado, Lagarde aprovechó para elevar un mensaje a los futuros candidatos de la campaña presidencial 2019. “Ahora que se ha hecho tanto esfuerzo, en un programa en el que la protección social ha sido siempre una de las prioridades clave, sería una tontería por parte de cualquier candidato darle la espalda al trabajo que se encuentra en curso”, consideró.

Lagarde efectuó estas declaraciones durante la conferencia donde sostuvo que “la economía global está en un momento delicado”, en plena desaceleración. El martes último, los pronósticos de la entidad dieron que el mundo crecerá apenas 3,3% este año.

Sus dichos no son casuales. Son varios los dirigentes de la oposición que, lanzados en la carrera presidencial, proponen rediscutir el acuerdo con el FMI. De hecho, muchos de ellos se lo plantearon al enviado del organismo, el italiano Roberto Cardarelli, durante su paso por el país días atrás.

En su informe de perspectivas de la economía mundial, revelado el martes, el Fondo dijo que la economía de Argentina se contraerá 1,2% en 2019, para expandirse a 2,2% en 2020.

El Producto Bruto Interno (PBI) se contraerá en el primer semestre de 2019 “a medida que la demanda interna se desacelera con políticas más estrictas para reducir los desequilibrios”, indicó el organismo.

Asimismo, anticipó que la economía volverá a expandirse en el segundo semestre del año, en tanto el ingreso real se recupera y la producción agrícola repunta después de la sequía de 2018.